Datos personales

Mi foto
Internacionalista, sobreviviente de las crisis periódicas de este país, asiduo lector, crítico feroz, miembro permanente de las huestes utópicas.

lunes, 28 de julio de 2008

Morir de cansancio (karoshi 過労死)


Leyendo el diario Reforma (México)el día de ayer me encuentro con un artículo llamado "Trabajan en Japón hasta la muerte", y la verdad es un tema algo cíclico entre los que analizamos desde distintas perspectivas las particularidades sociales, culturales, económicas, etc de la isla.

Normalmente ubicamos entre las cuestiones positivas de esta cultura su habito de trabajo, lealtad corporativa, y otro tipo de conceptos que apuntan al mismo sentido....hasta que empiezan a aparecer este tipo de casos. La verdad no deja de maravillarnos su entrega hacia lo que hacen, en tiempos donde el hedonismo ha terminado por pudrir el caracter de la mayoría de occidente, pero el grado de exigencia, externa e interna, hacia su persona ya hace mella.

En el artículo al que hacía referencia se menciona el caso de un ingeniero de 45 años empleado de Toyota quien, según el abogado de la viuda, llegó a laborar el total de 110 horas extras al mes para terminar proyectos de la armadora.



Según cifras oficiales en 2007 murieron 147 trabajadores por agotamiento laboral, la mayoría por derrames cerebrales o ataques a corazón causados por la fatiga. De igual manera la salud de 208 empleados quedó dañada de manera irreversible.

El "karoshi" fue un mal que en los 70 sólo afectaba a los trabajadores de las fábricas pero su efecto devastador se ha extendido entre ejecutivos, ingenieros y empleados de oficina.

"Según los médicos que han estudiado el fenómeno, la muerte por agotamiento laboral no se produce de un día para otro, sino que el nivel de estrés va subiendo poco a poco hasta que provoca un fallo en el sistema nervioso, respiratorio o coronario."



Esto aderezado por el estilo de vida japonés que incluye largas jornadas laborales, largos desplazamientos en el transporte público pues muchos de los trabajadores viven en las afueras de la ciudad o suburbios y la obsesión por la superación profesional son la base de este problema según los especialistas.



De acuerdo con estadísticas, más de 20 por ciento de los altos ejecutivos nipones desarrollan algún tic nervioso o manía neurótica durante sus primeros 10 años de trabajo.

Eso es vivir bajo mucha presión, es el precio (alto precio) que se paga para mantener su país funcionando y mantener un alto nivel de vida. Habrá que empezar a decidir que es lo verdaderamente importante.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

"110 horas extras alm mes"

110 / 4 semanas, 22 horas extras a la semana.

22 horas / 5 dias = 4 horas extra al dia.

O trabajar 6 dias a la semana 10 horas... es tanto????

;)

jj
http://peasuke.com

TXEMA dijo...

A mi me parece tambien una barbaridad jeje, el dato es el que da la viuda del empleado de Toyota que murio por agotamiento.

saludos

. dijo...

a mi me parece que la mitad de amigos que trabajan en BCN ya hacen eso, y sin cobrar las horas extras. Por eso digo que un poco exagerado el asunto...

jj
peasuke.com

TXEMA dijo...

puede ser, pero el unico hecho que tenemos es que ya existen muertos por este asunto y existe una estadistica oficial, claro que no es solo el trabajo en oficina, se conjuga con todo lo agotador que puede ser vivir en urbes como las japonesas (Tokio, Yokohama, Osaka, etc), la clase de presion de la que pueden ser victimas, etc.

jahrs dijo...

La verdad no he conocido libro de administración que no alabe o coloque como referencia los modelos japoneses o lo que los adminitradores llaman "etica laboral", que es colocar al trabajo como centro fundamental de nuestra vida, con el fin de desarrollarse tanto personal como profesionalmente.

Sin embargo digo que todo debe tener un limite. Y los japoneses deberian aprender a trabajar para vivir, y no vivir para trabajar.

Aun asi, es de admirar tanto esfuerzo y dedicación. Porque creo que si un occidental se sometiera a trabajar en Japón, no duraría mucho. Si nada más en la vida de occidente muchos padecen de estres, como será en oriente.

Ojala bajen esas cifras, porque no es nada alentador escuchar noticias como esas.

Saludos y excelente post!

JoCkEy dijo...

Sin duda a mi no me pillan para morir de karoshi, el trabajo es el trabajo y únicamente trabajo para vivir y no al revés.

Como bien indicas la mayor causa del karoshi es la mentalidad japonesa de destacar entre la multitud, lo que les empuje a hacer estas barbaridades.

Saludos!

TXEMA dijo...

jahrs: definitivamente es algo que admiramos de los japoneses pero el abuso es malo, como en todo.

jockey: eso es bueno, tampoco me pasa por la cabeza poner el trabajo por encima de mi vida personal, pero uno nunca sabe cuando cae en esos errores

neovocal dijo...

hola me llamo omar... y trabajo en una empresa de publicidad. tal vez si se oye muy exagerado eso de muerte por cansancio!!!! pero donde yo trabajo"si que te cansas"
yo no me he quedado tantas horas a lo mucho 30 al mes. pero si con esas horas me canso imaginense 110 horas!!!! ah!... por cierto, somos barnizadores en esta empresa, y hacemos los muebles de publicidad (stands) no quisiera decir el nombre de la empresa... pero si lo voy a decir. se llama ADGY

Anónimo dijo...

Evidentemente el tema de la auto exigencia japonesa no se pone en duda. Es cultural. Sin embargo puedo decirles que en México, las jornadas laborales son UNA MALA BROMA. En mi caso personal, soy publicista y trabajo casi 18 horas EN UN DÍA NORMAL con todo lo que eso representa: estrés, mal dormidas, mal comidas, frustración, etc.

El problema del kiroshi no es cuestión japonesa, es una cuestión de la vida moderna en la que, al menos en mi país, hay que dejar de trabajar para vivir y pasar a vivir para trabajar.

Anónimo dijo...

Jajaja, me ha dado bastante risa leer esto pues lo he encontrado por casualidad y este es mi cuarto día sin pegar el ojo (más de 30 minutos) porque tenemos cierre de proyecto y el tiempo se nos escapa. En fin, espero que esto no nos pase ni al equipo ni a mi jefe, porque cada día que pasa lo veo más agotado.

Anónimo dijo...

Los alumnos de la UNAM-ENAP bien podríamos morir de cansancio.