Datos personales

Mi foto
Internacionalista, sobreviviente de las crisis periódicas de este país, asiduo lector, crítico feroz, miembro permanente de las huestes utópicas.

jueves, 7 de febrero de 2008

DÍA 09: Osaka-Himeji


Me levanté a las 6am y alisté para salir rumbo a la estación, el destino era Himeji para visitar el castillo que ahí se encuentra, el Shinkasen con rumbo a Hiroshima nos dejaba en el pueblo en menos de una hora.

Desde lejos se veía el castillo, a 20 minutos a pie desde la estación, siguiendo la avenida principal que une ambos puntos. Diferentes comercios enmarcan el camino con artesanías y alimentos principalmente.




Llego al castillo por fin, de la entrada todavía tenemos que subir algunas rampas y escaleras, pasando por algunos jardines, cruzando túneles y arcos de la estructura del castillo, solo para entrar al edificio principal.

A la puerta del mismo nos tenemos que despojar del calzado y meterlo en una bolsa plástica, y empezar a subir escalones, al interior se tenía en exhibición objetos y escritos de las antiguas familias que dominaban el territorio y por lo mismo antiguos señores del castillo, unas pequeñas escaleras, yanto que temía trastabillar, permitieron recorrer todos los pisos, hasta el último que constituye un interesante mirador.





Al final, de igual forma como llegué me fui, ya tarde en Osaka, me lanzo directo a una zona comercial donde perdí el tiempo hasta que se atravesó un bar interesante en el camino, una gran cantidad de extranjeros disfrutaban como yo la velada, así que. Como por arte de magia, dejé de ser mudo jeje. Ya entrada la noche (o con la noche de salida?) abandono el barco y busco puerto seguro…o algo así.





Llego al hotel, toco un timbre afuera del mismo y un señor de edad avanzada que fungía como velador me abre, me da las llaves de la habitación y se retira de nuevo. Me dispongo a dormir pero pongo el despertador ya que la partida temprano era inminente.