Datos personales

Mi foto
Internacionalista, sobreviviente de las crisis periódicas de este país, asiduo lector, crítico feroz, miembro permanente de las huestes utópicas.

viernes, 25 de enero de 2008

DÍA 06: Kyoto-Nagoya

Durante mi estancia en Kyoto había tenido un buen clima, con aire frío, pero el sol nos regalaba su presencia en el día lo que permitía disfrutar en mayor medida de las visitas, pero este día se descompuso, una constante lluvia y la reducción bastante sentida del termómetro se dejaban ver como amenaza.

De nuevo me levante temprano, pero aproveché para mandar algunos correos y hacer un pequeño update a mi blog, pero iba a hacer un viaje corto, iba de regreso a Nagoya donde había quedado de verme con una amiga.


Habíamos quedado a las 11:00 frente a un centro comercial que se encontraba en la Estación de trenes de Nagoya, ella se retrasó un poco así que pude dar una vuelta por el centro comercial, al llegar ella nos fuimos a tomar un café, posteriormente algunas visitas en la ciudad.

Fuimos a uno de los principales templos budistas de Nagoya, creo que el Osu Kannon pero no estoy seguro, y caminamos por una zona comercial aledaña donde ella aprovechó para hace algunas compras pendientes, ya era tarde y no habíamos comido así que compramos un tentempié, takoyakis, unas bolas de masa rellenas de pulpo.



Los takoyakis sirvieron para aminorar el hambre pero poco después ya paramos en un restaurante donde comimos ramen, yo aparte pedi tempura.

Después visitamos el castillo de Nagoya, un hermoso castillo reconstrucción del original que data de 1612 que fue destruido durante la 2ª Guerra Mundial. Lo recorrimos al ya encontrarnos ahí, aunque un poco incómodos por la fuerte lluvia que se negaba a darnos tregua.



Al salir del castillo erramos el camino a tomar (salimos por la puerta contraria) y batallamos para dar con la estación de metro, por lo cual terminamos más empapados jeje, hasta que encontramos una estación y tomamos rumbo a la estación de trenes donde nos despedimos, en la esperanza de coincidir en un futuro cercano.

De nuevo tomo el Shinkasen a Kyoto para descansar en el hostal, el lugar estaba lleno de gente empapada y algo frustrada por un día poco productivo, algo lamentable en este tipo de viajes, en el cuarto de tv estaban los mismos compañeros de los últimos días y ya habían comenzado relajo, se nos unieron un par de chicas (una japonesa y una malaya) que laboraban en el hostal en la búsqueda de un local de sano esparcimiento jeje.

Guiados por una de las chicas entramos en un bar escondido en el 6º piso de un edificio comercial, el lugar estaba repleto, unas 800 personas habrñia en el lugar, un dj en vivo que privilegiaba la música hip hop al fondo del local.

Me llama la atención el tipo de vestimenta japonesa en el bar, tratando de emular el estilo gangsta americano por parte de los hombres con las gorras beisboleras de lado, los pantalones y jerseys amplios, fina barba y lentes oscuros; por parte de ellas lo primero que llama la atención es el cabello con tintes muy claros y peinados en alto, abrigos afelpados a la vez de faldas cortas o pantaloncillos y botas altas.

Como podemos tratamos de integrarnos en el movimiento, pido para abrir la noche un martini seco, no estaba bueno, y lo deje a la mitad, no mas bebidas preparadas esa noche.

Saco a bailar a una chica japonesa pero, estaba demasiado al pendiente de su peinado o mirándose al espejo, después de comentarlo con los demás presentes me doy cuenta que no soy el único con ese problema jejeje, todavía no tengo claro como, pero terminé en una mesa de japoneses, donde no conocía a nadie, brindando con un licor espumoso.

Larga noche fue aquella, a eso de las 5am me despido de todos, incluyendo del resto de grupo que me acompañó originalmente que todavía seguía en el baile, afuera seguía lloviendo (tal y como lo dejé -ismael serrano dixit- jeje) y el viento frío ya era un fenómeno permanente.

El hostal se encontraba a 10 minutos del bar, a pie, al llegar a la puerta busco en mi cartera la clave para abrir la puerta principal... no la encontré, esperé unos minutos en la esperanza del pronto retorno de algun compañero, al no darse emprendo camino rumbo al bar, a medio camino me encuentro con 2 personas que ya iban a descansar y juntos regresamos al hostal para finalmente dormir.

zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz